>Cosas de la Crisis

Cómo comenzar una andadura empresarial

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Cada día son más las personas que se encuentran descontentas con su trabajo. Esto es una realidad, sin embargo, muchas de ellas terminan trabajando por evidente necesidad. Pagar una hipoteca, mantener una familia… todos estos gastos, hacen que disponer de un trabajo sea prácticamente obligatorio. En este sentido, para trabajar donde a uno le gusta, lo mejor es emprender un negocio propio.

Cómo comenzar una andadura empresarial

Qué debes tener en cuenta para iniciar tu andadura empresarial

Vamos a dar una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de empezar una andadura empresarial, por lo que te recomendamos que los tengas en cuenta a  la hora de empezar un negocio y los complementes con toda la información económica referente al autoempleo que puedas encontrar por internet, como por ejemplo en este blog.

Elige una idea que te guste

El principal objetivo del autoempleo, es sentirnos realizados con nuestro trabajo. Está claro que no todos los empleos son viables, pero seguro que, de entre muchas cosas que te gustaría hacer, alguna de ellas es viable. En este sentido, te recomendamos que te centres en lo que te guste, ya que la idea es estar funcionando durante muchos años, por lo que lo más importante es poder estar contento en tu negocio.

Analiza el entorno

Por mucho que nos guste la idea, muchas veces es imposible llevarla a cabo por diferentes factores. A veces no se encuentra el público objetivo en la localidad deseada, hay demasiada oferta de lo mismo o simplemente, es demasiado costosa como para poderla llevar a cabo en un principio.

En este aspecto, un análisis DAFO de la situación, nos permitirá conocer tanto nuestras fortalezas como debilidades y será más sencillo poder llevar la idea a cabo si vemos que realmente se puede realizar. No te olvides nunca de analizar a la competencia ni de aprovechar todas las ventajas competitivas a tu favor.

El presupuesto

Antes de empezar, es importante tener en cuenta un presupuesto. En este caso, el objetivo trata de ver hasta que punto es viable económicamente nuestra idea, para saber cuanto nos costará arrancar el negocio e invertir en el mismo.

Por otro lado, un presupuesto nos ayudará a establecer mejor nuestras metas, así como trabajar los periodos de amortización y costear entre otras cosas nuestro salario como trabajadores.

Aprovecha toda la ayuda posible

Desde las incubadoras de empresas que podemos encontrar por internet, hasta agencias publicitarias de marketing o ayudas estatales. Todas estas ayudas, nos ayudarán tanto a arrancar nuestro negocio, como a empezar a obtener beneficios de forma rápida y pagar un poco menos de impuestos durante los primeros años de actividad.

Con todas estas ayudas es mucho más fácil arrancar y, por lo tanto, conseguir que el negocio tenga algo más de soltura para ir mejorándolo con el tiempo. No se trata de conseguir todo el primer día, pero cuantos más apoyos y ayudas tengamos, más fáciles serán de conseguir nuestros objetivos empresariales. No tener prisa ni desanimarse, son unos buenos consejos para aquel que busca con el tiempo, un negocio exitoso.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar