Dormimos peor por la crisis

Autor: Comentar
Comparte este artículo
La crisis nos pasa factura hasta en la cantidad de horas que dormimos. Una cuarta parte de la población española reconoce que duerme peor que hace un año. Cambios de humor, cansancio y pérdida de concentración son las primeras consecuencias del insomnio.

dormir_by_peasap

¿Cuáles son los problemas que nos impiden dormir correctamente? Uno de cada cinco encuestados confiesa que lo que más le afecta a la hora de conciliar el sueño son los problemas laborales y el miedo al paro, más aún que las habituales preocupaciones familiares y de salud, que siempre habían estado por encima hasta ahora.

Datos y preocupaciones que desvela un reciente informe realizado por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) entre más de un millar de personas a lo largo de este año 2010 sobre hábitos de sueño.

A la larga, estos trastornos del sueño pueden hacer aumentar el riesgo de tener enfermedades más graves como la hipertensión, la diabetes y la depresión.

Los expertos apuestan por la siesta como una medida saludable, aunque aconsejan que ésta no sobrepase de  los veinte minutos. La siesta es beneficiosa para alargar nuestra vida y puede servir para evitar accidentes laborales. Además, aseguran que una característica muy frecuente en los insomnes es la tendencia a “internalizar las emociones”, es decir, a no expresarlas adecuadamente, se encierran en sí mismos. Aconsejan la práctica de ejercicio físico y el consumo de plantas medicinales adquiridas en la farmacia que, a diferencia de los fármacos artificiales no tienen efectos secundarios como somnolencia diurna o dependencia.

Precisamente sobre los fármacos de síntesis química, una prestigiosa revista Canadiense de medicina, “Canadian Journal of Psychiatry”, habla y asocia este tipo de medicinas con una muerte prematura en el 36% de los casos. Además, afectan al tiempo de reacción, agilidad y coordinación y, por tanto, propician los accidentes y hasta llegan a agravar diversos problemas respiratorios.

Imagen sujeta a licencia CC de Peasap



0 Comentarios Enviar un comentario